“El aceite en el Antiguo Egipto”

El aceite de oliva es tan esencial en la vida del ser humano desde hace tanto tiempo, que ya en el Antiguo Egipto lo producían.

Fue la Diosa Isis, la mujer de Osiris, quien enseñó a los hombres los secretos del cultivo del aceite de oliva y todos los usos y beneficios que se podía sacar de su fruto, la oliva.

Su uso se convirtió en algo tan común, que elaboraron por primera vez jabón de aceite de oliva, también lo usaban para alumbrar, e incluso para embalsamar a los faraones, a los que también adornaban con collares hechos con ramas de olivo.

Además, se han descubierto en numerosas tumbas faraónicas vasijas de aceite. Era muy común para esta civilización enterrar a sus seres queridos y deidades, con los objetos de mayor valor que poseían y que les ayudaría en el viaje al más allá.

Tal era la importancia del aceite de oliva de Egipto, que crearon un puerto en la desembocadura del Nilo, de dimensiones colosales, para el transporte de este preciado producto.

Copy BARDOMUS